Archivo de la categoria ‘Constitucional’

Lecturas para salir del bucle de confrontación y bloqueo:DE ESCOCIA A CATALUÑA.REFERÉNDUM Y REFORMA CONSTITUCIONAL

El pasado 2 de diciembre el Tribunal Constitucional ha dictado sentencia por la que se declara la inconstitucionalidad y nulidad de la Resolución 1/XI del Parlamento de Cataluña, de 9 de noviembre, “sobre el inicio del proceso político en Cataluña como consecuencia de los resultados electorales del 27 de septiembre de 2015.” Resolución que en su apartado segundo establece que el Parlamento de Cataluña declara solemnemente el inicio del proceso de creación de un estado catalán independiente en forma de república.

A fecha 9 de diciembre, transcurridos dos meses desde la celebración de las elecciones al Parlamento de Cataluña, siguen las dificultades para formar gobierno pese a que una candidatura obtuvo el 39,5% votos que suponen 62 escaños de 135, a sólo 6 de la mayoría absoluta, mientras que la segunda fuerza en representación consiguió el 17,90% de los votos, que se tradujeron en 25 escaños.

Así las cosas, parece razonable aportar puntos de vista que puedan contribuir a ayudar en la búsqueda de soluciones a la situación de confrontación y bloqueo presente. Soluciones, en todo caso, que se pretenden conformes con el ordenamiento jurídico. Read the rest of this entry »

Constitucional, Derecho y sociedad | Permalink

Consejo Europeo. Conclusiones 14 y 15 de marzo de 2013. EUCO 23/13 1

Mucho hemos obrado en estos últimos años para dar respuesta a las dificultades acuciantes derivadas de la crisis financiera y de la deuda soberana, con el objetivo de allanar el camino de regreso a un crecimiento creador de empleo sostenible y de conseguir una mejor gobernanza económica tanto en la UE como en la zona del euro. Mucho está ya hecho, aunque quedan incertidumbres en los mercados financieros. Con todo, el estancamiento previsto de la actividad económica en 2013 y los niveles de desempleo inadmisiblemente elevados ponen de relieve la crucial importancia de acelerar los esfuerzos prioritarios en favor del crecimiento al tiempo que se persigue un saneamiento presupuestario favorable al crecimiento. El Consejo Europeo ha celebrado un debate exhaustivo sobre la situación económica y social y ha establecido las orientaciones para la política económica de los Estados miembros y de la Unión Europea en 2013.

Es preciso centrarse en la aplicación de las decisiones adoptadas, en particular respecto al Pacto para el Crecimiento y el Empleo. Es primordial impulsar el empleo de los jóvenes y fomentar el crecimiento y la competitividad. El Consejo Europeo volverá a tratar en junio la evaluación de las políticas que se están definiendo a nivel nacional para cumplir estas prioridades, así como la aplicación del Pacto para el Crecimiento y el Empleo. Ha acordado debatir en los próximos meses sobre temas concretos especialmente adecuados para favorecer el crecimiento y el empleo. Read the rest of this entry »

Actualidad jurídica, Constitucional, Derecho y sociedad, Internacional | Permalink

Resumen de las conclusiones del Consejo Europeo de 7 y 8 de febrero de 2013

El Consejo Europeo que tuvo lugar el pasado 7 y 8 de febrero de 2013 alcanzó finalmente un acuerdo sobre el próximo Marco Financiero Plurianual. Los 27 lograron un principio de acuerdo sobre un techo de gasto de 960.000 millones.

En referencia al Estado Español, el Presidente del Consejo Europeo propuso una rebaja en la compensación para las regiones españolas de casi 1.000 millones de euros. Los 1.824 millones que propone se distribuirían en 500 millones destinados a Extremadura, 624 millones para Galicia, Castilla la Mancha, Andalucía y Murcia y otros 700 millones para el resto.

En relación a los otros temas tratados, el comercio fue un asunto clave en la reunión, donde se reiteró que la UE está resuelta a fomentar un comercio libre, justo y abierto, como motor de crecimiento y creación de empleo. Asimismo, se le dio mucha importancia a las relaciones bilaterales de la Unión con sus socios clave (EE.UU, Japón, Canadá, Rusia, China y economías emergentes clave).

En relación a las relaciones exteriores, que fue el otro gran tema a tratar, principalmente se abordó la situación en Mali y la llamada “primavera árabe”. Respecto a Mali, la UE se compromete a aportar apoyo financiero y logístico al despliegue acelerado de la Misión Internacional de Apoyo a Mali con Liderazgo Africano; mientras que respecto a la “primavera árabe”, Europa y sus socios del Mediterráneo Meridional comparten una vecindad común y, por tanto, se encuentran vinculados por intereses comunes. Así que la UE está decidida a mantener una asociación mutuamente beneficiosa, que tenga por objeto establecer un espacio de prosperidad compartida.

Julio Añoveros Trias de Bes
Profesor de la Facultad de Derecho de ESADE

 

Constitucional, Derecho y sociedad, Internacional | Permalink

Resumen del discurso ante el Consejo Europeo del 7 de febrero de 2013. Martin Schulz, Presidente del Parlamento Europeo

El año nuevo ha comenzado con muchas buenas noticias. Muchos indicios apuntan a una lenta recuperación de la economía, la crisis del euro ha desaparecido de los titulares y los inversores están regresando. Pero sólo cuando se superen las consecuencias sociales de la crisis financiera, a saber, el elevado desempleo, la creciente pobreza y la deuda pública, sólo entonces habrá concluido verdaderamente la crisis. Hasta entonces, hemos de dirigir todos juntos nuestros esfuerzos hacia la recuperación económica de Europa.

Ya hemos avanzado un buen trecho hacia esta meta: los riesgos para la zona del euro se han disipado. Para ello, ha resultado decisiva la voluntad política de mantenerla cohesionada. Y esta voluntad política incondicional de reivindicar nuestro futuro común la necesitamos también para las negociaciones que tenemos hoy ante nosotros y para los desafíos venideros.

En razón precisamente de estos retos, hacer ahorros en el presupuesto de la UE es hacer ahorros donde no conviene hacerlos, pues el presupuesto de la UE es uno de los mayores instrumentos de inversión de Europa: un instrumento de inversión que los ciudadanos necesitan ahora más que nunca. El presupuesto de la UE no es en modo alguno dinero para Bruselas, sino recursos para las personas que viven en Europa. El 94 % de nuestro presupuesto vuelve directamente a los países, las regiones y las personas o se invierte en nuestras prioridades de política exterior.

Digamos las cosas claramente: los recortes propuestos del presupuesto de la UE no son sino recortes de prestaciones; por ejemplo, de la infraestructura de transportes, de las redes de banda ancha, del programa Erasmus o del desarrollo rural. Estos recortes los sentirán muchas personas inmediatamente en su vida cotidiana. Así, por ejemplo, se pretende recortar a la mitad los recursos para los bancos de alimentos, a pesar de que proporcionan a muchas personas su única comida del día y son hoy más necesarios que nunca. Recortar aquí es contrario a nuestro principal valor europeo, la solidaridad.

A juicio del Parlamento Europeo, para que un marco plurianual sea moderno, también es necesario desarrollar de una vez por todas una forma de programación financiera que no se aferre a unos presupuestos rígidos e inflexibles. Como cualquier Estado miembro, la UE necesita poder reaccionar con flexibilidad ante unas condiciones económicas y políticas cambiantes. Un ejemplo: si seguimos con esta rigidez, no podremos reaccionar con la flexibilidad necesaria frente a acontecimientos inesperados como los que ahora se producen en Mali. Después de la intervención militar de Francia, que ha respondido a los intereses de la seguridad de todos nosotros, será necesario prestar apoyo a Mali en la reconstrucción de las estructuras civiles. Para responder a tales desafíos, necesitamos flexibilidad para poder ofrecer los recursos necesarios, y debe tratarse de flexibilidad entre las categorías de gasto y los presupuestos anuales; además es necesaria una cláusula de revisión jurídicamente vinculante que, al igual que la flexibilidad, debe requerir una mayoría cualificada. Lo que Europa necesita no son compromisos sobre mínimos, sino una programación financiera moderna!

A través de numerosos diálogos mantenidos individualmente con jefes de gobierno he podido formarme una imagen de su posición. Si contrasto sus posiciones con la reacción de la mayoría de los diputados al Parlamento Europeo expresada en la Resolución sobre el marco financiero plurianual, en el debate en el Pleno y en la carta abierta de los cuatro presidentes de los grupos políticos PPE, S&D, ALDE y Verdes, me reafirmo en mi impresión de que un marco financiero plurianual concebido como el mínimo denominador común de los 27 Estados, como el que ahora se perfila, será rechazado por el Parlamento Europeo. Los mismos líderes de grupo me han informado de que han puesto en marcha una iniciativa para una votación secreta sobre el marco financiero plurianual.

Repetiré por ello una vez más lo que ya dije en la sesión de noviembre: los representantes del pueblo estamos dispuestos a hacer economías. Pero cuanto más se alejen ustedes de la propuesta de la Comisión, más probabilidades tendrán de topar con el rechazo de su decisión por el Parlamento Europeo, especialmente en el caso de que los créditos de pago no concuerden con el nivel de los compromisos ya contraídos.

Como Presidente del Parlamento Europeo, con cuya firma se establece definitivamente el presupuesto, ni quiero ni puedo aceptar estos déficits presupuestarios como hechos consumados. Estoy obligado a respetar el Tratado UE, y este proceder infringe el artículo 323, que establece que «el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión velarán por que la Unión disponga de los medios financieros que le permitan cumplir sus obligaciones jurídicas frente a terceros.

Se me podrá decir, desde luego, que con un descubierto en la cuenta no hay más remedio que ahorrar en otros gastos. Pero en ese aspecto no podemos tampoco hacer más de lo que ya hacemos, porque las otras obligaciones son firmes. También podemos, eso sí, acordar unos programas que ya solo sean teóricos, a sabiendas de que, de hecho, al final no los financiaremos.

Mañana debatirán ustedes la política comercial de la UE. En vista de los enormes desafíos a los que se enfrenta la UE, la política comercial es un importante instrumento de creación y mantenimiento de crecimiento económico y puestos de trabajo en Europa.

Para ello debemos profundizar en nuestras relaciones comerciales con nuestros socios clave, como los Estados Unidos y Latinoamérica. Por ejemplo, con México, un país que exhibe unas tasas de crecimiento impresionantes y con el que debemos intensificar las relaciones comerciales en beneficio mutuo.

También las estrechas relaciones de cooperación comercial entre los EE.UU. y la UE, de las que vuelve a hablarse estos días y que podrían culminar en una zona transatlántica de libre comercio, ofrecen ventajas para ambas partes.

Hoy chocan aquí en el Consejo Europeo intereses nacionales, lo que es normal. Pero no creo que debamos contentarnos con la suma de veintisiete intereses nacionales. Eso podrá ser un motivo de comprensible satisfacción para cada uno de ustedes como jefes de gobierno. Pero les pido que entiendan ustedes también la perspectiva inversa: para muchos de nosotros, en el Parlamento Europeo, el espíritu de la Unión Europea es más que la suma de los veintisiete intereses nacionales.

El Presidente François Hollande tenía razón al afirmar en su discurso del pasado martes ante el Parlamento Europeo: «Lo que está en juego es nuestra credibilidad; ya no nuestra credibilidad financiera, sino nuestra credibilidad política. Más allá de esas decisiones presupuestarias, lo que se debate es una idea de Europa». La abrumadora mayoría de los diputados al Parlamento Europeo comparte esta visión. ¿Qué Europa queremos? De ustedes depende que la reunión de hoy del Consejo Europeo marque el inicio de un proceso o su final.

Julio Añoveros Trias de Bes
Profesor de la Facultad de Derecho de ESADE

Constitucional, Derecho y sociedad, Internacional | Permalink

Conclusiones del Consejo Europeo de marzo.

Noticias de la Unión Europea

 

Preparación del Consejo Europeo.

 

PESC: Palestina.

Imagen de división de la Unión a la hora del voto sobre la resolución relativa a la concesión de Observador al Estado Palestino. Esta Resolución fue votada el 29 de noviembre. La Unión estuvo también dividida hace un año con ocasión del voto sobre el Estado Palestino y la UNESCO. En total, 12 estados votarán a favor, Reino Unido se abstendrá y Alemania, Holanda, República Checa y Bulgaria podrían votar en contra.  Catherine Ashton leerá una declaración tras el voto. Al día siguiente del anuncio de Israel de proceder a nuevos asentamientos, se  dio una acción concertada del Reino Unido, Francia, España, Suecia y Dinamarca contra Israel.

Cumbre del PPE. 

Tras el anuncio de Berlusconi de retirada de su apoyo a Monti y el anuncio de éste de dimitir tras la aprobación de los presupuestos, ambos coincidieron en la Cumbre del PPE donde todo el mundo apoyó a Monti. Al mismo tiempo, tanto el Grupo PPE en el Parlamento como Durao Barroso criticaron a Berlusconi e intentaron llegar a un compromiso con éste para que se respeten las reformas y se apoye un Gobierno de coalición de centroderecha presidido por Monti.

El Gran tema del Consejo Europeo fue el de decidir una hoja de ruta sobre el futuro de la UEM. La Unión bancaria es solo un elemento de la Unión Económica. Las otras patas de esta Unión son la Unión presupuestaria,  los trabajos del Consejo Europeo de junio, octubre y diciembre de este año junto con los Informes antes citados. También las propuestas de directivas sobre la liquidación de entidades financieras,  los fondos de garantía de depósitos y el reglamento sobre supervisión del BCE forman un cuerpo legislativo que completa el Tratado de Lisboa. 

Supervisión.

Después de que el ECOFIN lograra un acuerdo sobre el supervisor, el Consejo Europeo decidió aplazar todas las decisiones debido a los intereses electorales de Alemania, de ahí que se suprima toda referencia a un fondo de solidaridad. El ECOFIN llegó a un acuerdo sobre el supervisor que controlará los bancos que tengan 30.000 millones de euros en activos por lo que la mayoría de las entidades alemanas quedaran fuera de dicho control. El defecto principal del acuerdo es la dualidad del supervisor único (nacional y europeo) lo que puede crear problemas. Otro reto del sistema es el de construir un cortafuegos entre la pata monetaria del BCE y la pata de supervisión. Se mantiene al mismo tiempo la Autoridad bancaria Europea para satisfacer a Londres. A pesar de ello, se ratificó la posibilidad de rescate directo de las entidades financieras (a partir del primer semestre de 2013, una vez definido el marco operacional, incluido los activos históricos)

Las Conclusiones deben compararse al Informe de la Comisión “Blueprint” de 28 de Noviembre y al Informe de Van Rompuy, Barroso, Draghi y Junker. El Consejo Europeo adoptó también conclusiones respecto al Informe de crecimiento de la Comisión, la PESCD, la ampliación y la política exterior. La primera versión del Informe de Van Rompuy incluía una Unión bancaria con supervisión global europea (el BCE), un fondo de garantía y un esquema de rescate o liquidación de bancos. También un marco presupuestario integrado con una posible emisión de deuda común en un proceso por etapas y una institución fiscal con una oficina del tesoro, la aproximación de políticas económicas y un control democrático. A esto se le añadieron  posteriormente los contratos entre la Unión y los Estados Miembros para garantizar el cumplimiento de las políticas económicas comunes (incluida la disciplina presupuestaria) como contrapartida de un fondo de estabilización para países más vulnerables sometidos a crisis asimétricas, una casi armonización fiscal y laboral y un calendario formado por tres etapas: (2012/2013; 2013/2014 y 2015).

La Comisión y el Consejo Europeo proponían la creación de un fondo anticrisis pero Alemania lo negó y encargó a Van Rompuy y Barroso para que en junio de 2013 se proponga crear un mecanismo de solidaridad para la competitividad y el crecimiento con poderes muy limitados y una potencia entre 10 y 15 mil millones de carácter temporal y sujeto a la firma de un contrato individual entre el estado Miembro y la Unión Europea, por virtud del cual se comprometen a aplicar ajustes y cumplir los límites del déficit. En junio de 2013 se deberá también llegar a un acuerdo sobre la definición de los activos financieros heredados para recapitalizar directamente a la banca cuando esté en marcha el Supervisor. A partir de 2014 se podrá crear un fondo de resolución de entidades financieras y la capitalización directa de la banca.

Julio Añoveros Trias de Bes
Profesor Derecho Comunitario
Facultad de Derecho de ESADE (URL)

Constitucional, Derecho y sociedad, Internacional | Permalink

Marco Financiero Plurianual (MFP) 2014-2020

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete no llegaron a un compromiso en el último Consejo Europeo extraordinario dedicado al Marco Financiero Plurianual (MFP) 2014-2020, que tuvo lugar los días 22 y 23 de noviembre en Bruselas. Fue imposible lograr un acuerdo sobre el presupuesto de la UE, debido a las grandes diferencias entre los países contribuyentes, como Reino Unido,  Alemania, Suecia y  Países Bajos que exigen fuertes recortes, y los países beneficiaros de las ayudas, como  Francia y los países de la cohesión que obviamente quieren mantener la inversión. De esta manera, lo más probable es que Van Rompuy convoque una nueva cumbre extraordinaria a principios del nuevo año para intentar llegar a un acuerdo definitivo.

La Presidencia presentó sus propuestas a partir de la previsión de la Comisión lo que representó un -5% del total (50.000 millones de rebaja). El Consejo Europeo lo va a preparar de forma personal mediante entrevistas bilaterales. El Presidente quiere que sea un conclave; es decir que tarde lo necesario hasta llegar a un acuerdo.

Ciertos acontecimientos han ocurrido en el reino Unido desde finales de octubre. La tradición británica es la de presentar veto a las propuestas de perspectivas financieras y llegar a una solución ocupa varios Consejos Europeos pero el PM anunció en el Congreso del Partido Conservador que con ocasión de las próximas elecciones británicas previstas en primavera de 2015 se preguntará al pueblo británico por los términos de la relación de GB con la UE. Además se votó recientemente en los Comunes el mandato de negociación del Gobierno y éste fue derrotado por una coalición formada por 50 diputados conservadores y todos los diputados laboristas. Por ello Cameron está utilizando su debilidad política para forzar la presión negociadora. Ante el anuncio de la pretensión británica de congelar el presupuesto, la primera reacción de los socios europeos fue la de pánico y de tratar de acomodar a los británicos. El 7 de noviembre se celebró una cena entre Cameron y Merkel.

El 13 de noviembre, el Presidente del Consejo Europeo presentó su propuesta que suponía un recorte de -75. 000 millones de euros sobre la propuesta de la Comisión. Durante este Consejo Europeo no se llegó a ninguna solución y se prevé la convocatoria de un nuevo Consejo Europeo en enero de 2013.

Hace casi 2 años, Cameron solicitó la congelación del presupuesto comunitario en un momento en que la Unión trabajaba sobre un fondo de rescate sobre la eurozona. En el Consejo Europeo de Noviembre de 2012 se produjo una división entre los Estados contribuyentes netos y los Estados receptores. Por una parte se situarían el Reino Unido, Suecia, Países bajos y Alemania que junto con otros 3 estados Miembros han logrado formar el grupo de “Amigos de un gasto más eficiente”. Cameron amenazó con el veto si el presupuesto 2014-2020 no era congelado. La Comisión Europea propuso un presupuesto de 1.033 millones de euros para ese periodo mientras que los países receptores proponían una propuesta más exigente sin precisar con exactitud la cantidad. Van Rompuy ofreció una primera alternativa a la Comisión con un recorte de -75.000 millones pero la mayoría de estados cree posible llegar a los -100.000 millones. Existen 4 problemas a resolver: a) los cheques nacionales: el cheque británico que representó en 2012 unos 3.600 millones ha creado envidias entre los Estados miembros; b) la PAC apoyada por Francia representa el 40% del presupuesto. La Comisión propuso unos 52.000 millones y la última propuesta es de 46.000 millones; c) conectar Europa apoyada por Finlandia. La Comisión solicitaba 52.000 millones y la última propuesta es de 46.000. d) la cohesión, apoyada por Polonia y los “amigos de la cohesión”,  la propuesta actual es de 309.000 millones respecto a los 338.000 iniciales.

La negociación del primer Consejo Europeo se ha caracterizado por un tira y afloja y la presión del Reino Unido. Hasta cierto punto Alemania ha dejado que Cameron ejerciera su veto por cuestiones domésticas.

Julio Añoveros Trias de Bes
Profesor de Derecho Internacional y Comunitario
Facultad de Derecho de ESADE (URL)

 

 

Constitucional, Internacional | Permalink

Conclusiones del Consejo Europeo

El Consejo Europeo ha reiterado su firme compromiso de actuar de forma decidida para afrontar las tensiones financieras en los mercados, restaurar la confianza y estimular el crecimiento y el empleo.

La aplicación del Pacto por el Crecimiento y el Empleo acordado por los Estados miembros el pasado mes de junio de 2012 ha sido revisada por los líderes de la UE en la reunión del Consejo Europeo que tuvo lugar los días 18 y 19 de octubre. En dicha reunión, el Consejo Europeo se ha felicitado por los avances logrados hasta el momento, pero también ha pedido que se actúe de una forma rápida, decidida y orientada a la consecución de resultados para garantizar su plena y rápida aplicación.

En concreto, el Presidente del Consejo Europeo Herman Van Rompuy pronunció las siguientes palabras antes del meeting: “Creating jobs and boosting inclusive growth remains our utmost priority, our ultimate goal. The commitments made under the Compact for Growth and Jobs need to be followed by decisive action now“.

En relación a la política económica, el Consejo Europeo se ha centrado en el Pacto por el Crecimiento y el Empleo y, en particular, ha insistido en los siguientes ámbitos que se deben de mejorar:

a)     Invertir en el crecimiento (ejecución de la dotación financiera    de 120.000 millones de euros prevista en el Pacto).
b)     Profundizar el Mercado Único.
c)      Inversión en transporte, energía y conexiones informáticas en la UE (el futuro Mecanismo de “Conectar Europa”, el plan para completar el mercado interior de la energía de aquí a 2014).
d)     Realizar un mercado único digital plenamente operativo de aquí a 2015.
e)     Promover la investigación y la innovación (para que se traduzca en un aumento de la competitividad).
f)      Mejorar la competitividad de la industria.
g)     Crear el marco reglamentario adecuado para el crecimiento.
h)     Elaborar una política tributaria que propicie el crecimiento.
i)       Impulsar el empleo y la inclusión social, sobretodo adoptar iniciativas en favor del empleo juvenil.
j)       Aplicar la Estrategia “Europa 2020″.
k)     Explotar las posibilidades que brinda el comercio.

A raíz de la presentación del informe intermedio sobre la Unión Económica y Monetaria (UEM), el Consejo Europeo ha instado a seguir trabajando en las propuestas relativas al Mecanismo Único de Supervisión de forma prioritaria, con el objetivo de llegar a un acuerdo sobre el marco legislativo antes del 1 de enero de 2013, y ha convenido en una serie de orientaciones a tal efecto:

a)     Marco financiero integrado. El proceso hacia una Unión Económica y Monetaria más profunda debe basarse en el marco institucional y jurídico de la Unión Europea y caracterizarse por su apertura y transparencia en relación con los Estados miembros que no pertenecen a la zona del euro y por el respeto por la integridad del Mercado Único.
b)     Marcos integrados de política presupuestaria y económica, rendición de cuentas y legitimidad democráticas (adopción del paquete legislativo sobre supervisión presupuestaria llamado “two-pack“, necesario para reforzar la nueva gobernanza económica en la UE junto con el llamado “six-pack“).

Asimismo, el Consejo Europeo ha abordado las relaciones con los socios estratégicos de la Unión Europea y ha adoptado conclusiones sobre Siria, Irán y Mali.

 -        El Consejo Europeo está consternado por el deterioro de la situación en Siria. Apoya las conclusiones adoptadas por el Consejo el 15 de octubre y las medidas restrictivas adicionales contra el régimen sirio y sus valedores.
-        El Consejo Europeo subraya su grave y creciente preocupación por el programa nuclear de Irán y apoya la reciente resolución de la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), ya que Irán está actuando en flagrante violación de sus obligaciones internacionales y se está negando a cooperar plenamente con el OIEA.
-        El Consejo Europeo refrenda las conclusiones adoptadas por el Consejo el pasado 15 de octubre y manifiesta su profunda preocupación por la persistente crisis política, humanitaria y de seguridad en Mali

Julio Añoveros Trías de Bes
Prof. Derecho Comunitario de la Facultad de Derecho de ESADE

 

Actualidad jurídica, Centro de Documentación Europea, Constitucional, Internacional | Permalink

La lleialtat institucional costa 759 milions d’euros.

Aquests dies és impossible evadir-se de la reclamació jurídica (en forma de demanda contenciosa – administrativa) i política (a les institucions Europees i al cap d’Estat) que el Govern de la Generalitat de Catalunya en compliment de la disposició addicional tercera de l’Estatut farà al Govern de l’Estat de torn. Sobre l’ impagament hi ha poc més a dir, un govern en funcions i una crisi econòmica ferotge són els pretextes que s’al•leguen per a justificar l’ajornament del pagament per part de l’Estat, que al mateix temps reclama a Catalunya, i potser d’ara endavant a la resta de comunitats autònomes, polítiques econòmiques restrictives, reajustaments pressupostaris i contenció de la despesa.

Certament la causa dels 759 milions d’euros no ajuden a apaigavar les tibants relacions polítiques entre la Generalitat de Catalunya i l’Estat, entre Catalunya i Espanya. Aquestes relacions marcades en moltes ocasions per la desconfiança mútua i pel criteri d’oportunitat política disten de respectar un dels pilars bàsics dels estats complexos i descentralitzats, la lleialtat institucional, que es suposa ha de ser mútua entre ambdues institucions públiques. Les acusacions de deslleialtat han estat constants i encara la ferida produïda pel sisme polític que va suposar l’estatut d’autonomia roman oberta (tant a Madrid com a Barcelona). Plou sobre mullat.

La reacció de la Generalitat de reclamar el pagament a tort i a dret, incloent-hi des de la judicialització del nou conflicte, (tot i sabent que les possibilitats d’una resolució judicial favorables són minses i sempre seran tardanes), a la reclamació a la Unió Europea (el dret a la pataleta internacional) semblen cercar una dimensió més política que jurídica i mentrestant ja es sap, qui dia passa any empeny a l’oasi català. La solució passa per dialogar amb el nou govern o bé compensar el pagament, però per fer ambdues coses es necessita ser adult i tenir certa força, ja que el diàleg implica com a mínim que t’escoltin.

Constitucional | Permalink

A decade after 9/11

Deu anys enrere, concretament el 19/9/2001, qui escriu aquestes línies era a Chicago. La capital més genuïnament nord-americana (diuen) reflectia una societat commocionada, amb les finestres empaperades amb la bandera nacional i el lema We Stand Up. Avui, quan teclejo aquest post, sóc a Berkeley, seu del principal campus de la University of Califòrnia. El New York Times d’aquest diumenge commemora l’efemèride més indeleble de la memòria recent nord-americana: The reckoning: a decade after 9/11. El tractament, com en la immensa majoria dels mitjans de comunicació, és sobri i de record emocionat. Al mateix temps, però, el balanç de la dècada en el seu conjunt protagonitza bona part dels articles d’anàlisi i opinió. La crisi econòmica i la xifra d’atur, enfilada fins a quasi el deu per cent de la població activa, s’enduu bona part del debat actual. El suplement especial, però, del NYT dedica una de les seccions a l’evolució dels civils rights (drets fonamentals) en aquesta etapa (2001-2011). Sintèticament, el resum seria el següent (l’autor del rotatiu, amb aquell afany pedagògic tan americà, recorre al paral·lelisme sísmic): malgrat les alarmes inicials, sobre els riscos d’una restricció dels drets i les llibertats individuals per afavorir la seguretat, deu anys després, podem sostenir que les tremolors no han arribat a esdevenir terratrèmol. En altres paraules, més jurídiques: la legislació aprovada, així com la interpretació constitucional realitzada pels tribunals, especialment el Tribunal Suprem, no ha comportat una modificació substantiva de les lleis que desenvolupen els drets ni del dret penal. Certament, l’execució de la normativa per part de les administracions, agències, cossos de seguretat i la fiscalia (law enforcement) ha estat intensa i sovint punyent, situant l’èmfasi en la prevenció. Això, com és ben sabut, ha afecta al dret a la presumpció d’innocència, que en els casos amb indicis de terrorisme no  ha comptat a la pràctica,  amb el nivell de garanties ordinàries que van ser encunyades per  la Warren  Court (1953-1968).
Malgrat aquesta circumstància, que no s’ha de menystenir ni minimitzar, el NYT i els juristes consultats semblen, però, estar d’acord que el punt d’inflexió negatiu que es va poder témer en el seu moment, no s’ha arribat a produir. L’aplicació de la USA Patriot Act (2001) ha tingut un efecte acotat que no ha destorbat al ciutadà mig, la doctrina dels drets processals penals s’ha mantingut invariable en el seu nucli  dur (per totes: Miranda v. Arizona, 1966) i el Tribunal Suprem, encara que tímidament, ha recordat la seva legítima i superior capacitat de fiscalitzar els actes dels poders executiu i legislatiu (Hamdan v. Rumsfeld, 2006, sobre els drets dels presos de Guantànamo). En definitiva, la pressió s’ha reduït i les corrents freàtiques del sistema constitucional nord-americà sembla que tornen al curs que les connecta amb les fonts fundacionals de finals del XVIII.
Ara bé, el moviment de les aigües mateixes ens permet també entreveure la revifada d’algunes posicions prèvies i preexistents a les èpoques més liberals (els anys 50 i 60). Els Estats recuperen poders i protagonisme davant de Washington, en el clàssic pols federalista, i les grans empreses obtenen l’empara de la llibertat d’expressió a l’hora de posicionar-se públicament en les campanyes electorals al Congrés i a la Presidència (Citizens United v. Federal Election Commission, 2010). I el debat rei per excel·lència, el de la configuració constitucional de l’avortament com a dret fonamental (Roe v. Wade, 1973), segueix penjant d’un fil en una Cort Suprema que oscil·la cap a posicions de perfil més conservador (amb els magistrats Scalia i Thomas, com a punta de llança).
M’atreveixo a esbossar una conclusió merament intuïtiva, recuperant el relat dels moviments tectònics: l’11S per si sol no ha provocat el col•lapse de la falla de San Andreas (la causant del gran terratrèmol de 1906), però  el seu desplaçament és perceptible i en una direcció determinada.  Per cert, el NYT , el dia 11 mateix, informava de la llei aprovada per l’Estat de Florida per garantir el dret efectiu a dur armes en els espais públic (inclosos els colleges o Universitats estatals)  i, ahir,  la majoria dels canals de televisió recollien els resultats de  les enquestes que pronostiquen que Obama, l’any vinent, no serà reelegit per a un segon mandat…. We will see….
Berkeley, 14 de setembre de 2011.

Àlex Bas i Vilafranca

Professor del màster d’investigació jurídica i doctorat

Actualidad jurídica, Constitucional, Uncategorized | Permalink

Els ninots del Tribunal Constitucional

El ninotaire Toni Batllori, en la millor tradició democràtica de la sàtira política, radiografiava recentment (La Vanguardia, 14/6/2011) la crisi del Tribunal Constitucional. La seva tira gràfica reproduïa el diàleg entre dos ordenances del TC: “Què busquen? L’autoritat moral per interpretar la Constitució. No sabia que l’estiguessin buscant. Bé, no és que s’hi escarrassin gaire”. Efectivament, el lúcid dibuixant toca de ple el moll de l’os: la pèrdua de la confiança social en l’alt tribunal, com a mínim per una part significativa del poble català. Aquesta, però, ni és una situació nova ni ens hauria d’haver agafat desprevinguts. El dret romà ja distingia entre auctoritas i potestas, és a dir entre “qui sap” (reconeixement) i qui pot” (poder). Aquest matís tan clàssic i al mateix temps tan vigent és del tot aplicable al TC. L’episodi de l’intent de dimissió fallida de tres dels seus magistrats constata una realitat que ja fa anys que ens té desolats: el més alt intèrpret constitucional i alhora àrbitre entre territoris i poders polítics actua i es pronuncia sense l’auctoritas mínima exigible. És a dir, les seves sentències, més enllà de comptar amb la força de la cosa jutjada, no gaudeixen de l’atribut essencial de la justícia. Els tribunals constitucionals precisament perquè no parteixen d’una legitimitat democràtica directa (esdevenen una excepció en la mesura que no són escollits per la ciutadania i en canvi sí que poden esmenar les iniciatives dels poders legislatiu i executiu) han d’observar un comportament impecable en l’exercici de la seva funció. I això ens remet a l’auctoritas, que se sustenta en gran part sobre l’exigència d’una imatge d’imparcialitat i neutralitat. I aquestes qualitats requereixen necessàriament  d’una observança estricte de les formes, el procediment i les normes que regeixen la institució. Luhmann sostenia que tant en l’amor com en el dret “les bagatel·les compten”, i el Tribunal Constitucional fa molt de temps que ha perdut el sentit de les formes imprescindibles perquè hom li reconegui una posició de respecte i autoritat moral. Les sentències sobre l’Estatut i Bildu, deixant de banda el seu contingut, per haver estat respectades i no merament acatades haurien d’haver estat emeses per una tribunal amb auctoritas. I en el cas de Catalunya, la situació encara és veu més agreujada per les conclusions que es desprenen de la seqüència dels fets esdevinguts en els darrers temps. M’explicaré: aquests dies hem observat com tres dels seus magistrats han intentat dimitir, com a mínim formalment, al·legant un exercici de dignitat i una situació gairebé de “segrest” institucional. Que potser aquests motius no es produïen ja quan el TC no aconseguia dictar una sentència en temps i forma sobre l’Estatut? Per què no van intentar dimitir amb caràcter previ a la STC 31/2010? (recordem els mandats expirats; la recusació de Pérez Tremps; els retard de quasi quatre anys; les filtracions sobre les disputes en relació al concepte de la nació catalana; les imatges dels magistrats a la Maestranza, etc…) Ha estat més decisiu el cas basc (sentència Bildu) per precipitar la crisi política del TC que el via crucis català? Hem arribat en una via morta. Ja no n’hi ha prou amb nomenar nous membres al TC, ni tan sols resulta suficient la seva reforma. Cal que sigui reconstituït en el sentit més constituent del terme, és a dir s’ha de renovar la voluntat originària sobre la naturalesa de la seva posició en el sistema i, per descomptat, sobre la seva composició. Amb menys que això, difícilment l’auctoritas li serà restituïda. No hem d’oblidar que aquest ha estat el Tribunal que malgrat la seva malmesa autoritat moral ha gosat desactivar els fonaments bàsics de la doctrina constitucional de l’Estat de les autonomies. La manera com s’ha d’abordar aquesta refundació ja és una altra qüestió que mereixeria una reflexió més extensa que afecta també i molt seriosament l’hegemonia dels dos gran partits polítics de l’Estat. En tot cas, i escoltant el cant de sirenes d’algunes propostes en el sentit de transformar els mandats dels magistrats del TC en càrrecs vitalicis (S. Sáenz de Santamaría, portaveu del PP al Congrés, 3/06/2011; i Francesc de Carreras, 16/06/2011), una única advertència: aquest canvi de model, sense altres reformes estructurals, pot esdevenir encara més desfavorable per a l’autogovern català que l’actual. Un parany dissimulat sota l’aparença desitjable dels principis d’independència i imparcialitat. Estiguem atents.

 Àlex Bas i Vilafranca

Professor de dret de la UAB i del Mastèr d’investigació jurídica i doctorat d’ESADE

Post publicat al butlletí 259 del Centre d’estudis Jordi Pujol

Constitucional | , Permalink