Archivo del Septiembre, 2012

La crisi i els «advocats d’ofici»

No és cap secret que la crisi econòmica que travessem afecta molts sectors i, per tant, també l’advocacia i, d’una manera especial, els coneguts com «advocats d’ofici».

Amb la finalitat de conèixer una part dels problemes que afecten aquest col·lectiu, facilito l’enllaç d’una entrevista que 8tv va fer el 22.10.11 al Sr. Miquel Puiggalí i Torrentó, advocat, coordinador del Torn d’Ofici i Assistència Jurídica Gratuïta del Consell de l’Advocacia Catalana, i professor de Torn d’Ofici i Assistència al Detingut (TOAD), Servei d’Orientació Jurídica (SOJ) i Responsabilitat Social de l’Advocat en el Màster Universitari en Advocacia d’ESADE.

Aquesta entrevista pot servir per acostar-nos una mica més a la realitat d’aquests advocats que, fora dels circuits del dret econòmic i de l’empresa, són els encarregats de defensar les persones que no tenen recursos econòmics suficients i que, per això, se’ls ha reconegut el dret a la justícia gratuïta.

Si voleu opinar sobre la qüestió, utilitzarem aquella expressió que tan es repeteix en el jutjats: “Audiència pública!”.

Máster en Abogacía | , , , Permalink

Cuestión de confianza

En la actual situación económica, cuántas veces hemos oído frases como ésta: “la confianza es el pilar de la economía”, “cuando se pierde la confianza la crisis es inevitable”…

Pues en el ejercicio profesional sucede algo similar, ya que la relación entre un abogado y su cliente sólo funciona si está presidida por la confianza.

Bien es cierto que existen relaciones profesionales impuestas, es decir, en las que el cliente no ha elegido al abogado ni viceversa, como sucede, por ejemplo, en los asuntos del turno de oficio y en los casos defendidos por abogados de compañías aseguradoras (verbigracia, accidentes de circulación, siniestros en el hogar, etc.). Pero en esos casos, o puede aplicarse aquél dicho de que «el roce hace el cariño» y se acaba generando una relación normalizada de confianza, o puede convertirse en una fuente de conflictos: clientes que acaban dejando al abogado de la aseguradora y eligen a otro de designación particular porque piensan que el de la compañía no protege debidamente sus intereses sino los del «seguro», o clientes que cosen a denuncias al pobre abogado de oficio ante su colegio profesional, la inmensa mayoría de las cuales suelen terminar en un archivo por motivarlas una importante carga subjetiva denominada desconfianza, aunque sin ninguna base real.

¿Cómo se genera esa confianza?. La respuesta es muy compleja y la dejaremos para los formadores en management for lawyers que se impartirá en el Máster Universitario en Abogacía de ESADE-URL, pero seguramente tiene que ver con la comunicación y con la transparencia, es decir, con la credibilidad.

El cliente busca en nosotros, no sólo un servicio jurídico de calidad (naturalmente, partimos del principio de que somos capaces de dárselo), sino confianza y credibilidad. Ésa es la clave. Si el cliente percibe que le ofrecemos confianza y credibilidad el resultado de nuestro servicio jurídico probablemente pasará a un segundo plano. Un cliente puede comprender que un asunto culmine de manera desfavorable y, sin embargo, quedar satisfecho con el trabajo realizado por su abogado, porque ha recibido de él lo que buscaba: confianza y credibilidad. Porque ha percibido que ha trabajado en su asunto tanto como le ha sido posible poniendo todo su entusiasmo, empeño y persistencia en ello. Porque se muestra realista y le ha advertido de los riesgos y de las consecuencias de sus decisiones. Porque ha sido accesible a sus consultas. Porque le atiende sin demoras. Porque la comunicación con el mismo ha sido puntual, constante, fluida, coherente, sincera, fiable y sin prisas. Porque tiene un despacho organizado y no le hacen perder el tiempo. Porque es capaz de restablecer las situaciones que sus posibles errores hayan podido originar. Porque la minuta ha sido suficientemente explicada. Y porque, en definitiva, ha interiorizado que el resultado no dependía de él pero él ha puesto todos los medios para el triunfo[1].

¿Alguna opinión o aportación al respecto?.


[1] Vid. “La organización profesional básica del Abogado”, módulo 6 sobre marketing del despacho, escrito por Xavier Felip Arroyo junto con Blas Jesús Imbroda y Carlos Ais, publicado por la Mutualidad de la Abogacía Española.

Máster en Abogacía | , , , Permalink