Testosterona

SOCIÓLOGOS y filósofos se empeñan últimamente en encontrar una interpretación de la realidad. Una realidad que empezó a transformarse por detonantes económicos y que ahora parece repercutir, por fin y valga la expresión, en lo social. Una repercusión que, bien dirigida, podría dar cauce y servir de motivo para la transformación social. Y como mejor muestra, la voluntad o, mejor dicho, el voluntarismo inicial en nuestro país del denominado movimiento 15-M. Aunque su posterior gestión, o mala gestión, haya podido, en determinadas circunstancias, generarse la oposición de parte de una sociedad cuyas aspiraciones pretendían, en un primer momento, canalizar.

En todo caso, volviendo la cuestión inicial, parece clara la necesidad de una explicación de la realidad y, junto a ello, una iluminación del camino a andar como sociedad. Son diversos los intentos en la materia. Esta semana, por ejemplo, el Ministro de Fomento ponía en su punto de mira a la banca nacional como responsable de la situación de desempleo generalizada en nuestro país, sin que desde el Ministerio de Trabajo hayan sabido qué responder. En otro sentido y en el plano más internacional, traemos también la explicación dada esta misma semana por la nueva Gerente del Fondo Monetario Internacional, la hasta ahora ministra de finanzas francesa Sra. Lagarde, que atribuía buena parte de culpa de la crisis a la testosterona de los hombres, como principales responsables, al menos en número, de la gestión financiera a nivel internacional.

J. I. Sanz
Profesor de la Facultad de Derecho de ESADE

Artículo publicado en “ABC” (03.07.11)

 

Related posts:

Fiscal | , , ,