SENTENCIA 10020/2011 DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MADRID DE 26 DE ENERO DE 2011: LA EXIGENCIA DE MEDICAMENTOS GENÉRICOS RESTRINGE LA LIBRE CONCURRENCIA EN MATERIA CONTRACTUAL

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid dictó, el pasado 26 de enero, la Sentencia 10020/2011 en la que declara que la exigencia de medicamentos genéricos restringe la libre concurrencia en materia contractual.

Al respecto, la citada sentencia, de acuerdo con el artículo 101 de la Ley 30/2007 de Contratos del Sector Público, señala que las condiciones técnicas deberán permitir el acceso en condiciones de igualdad a los licitadores, sin restringir la competencia. Las especificaciones técnicas solamente podrán mencionar una fabricación o una procedencia determinada o un procedimiento concreto, y hacer referencia a una marca, a una patente, a un tipo, a un origen o a una producción determinados cuando el objeto del contrato lo justifique.

De acuerdo con este planteamiento, el Tribunal considera que el hecho de que en el Pliego de Prescripciones Técnicas se exija que sea “especialidad farmacéutica genérica” excluye “de la posibilidad de licitar a los laboratorios cuyos medicamentos no tuvieran la condición de medicamentos genéricos” primando a “aquellos licitadores que ofertaran medicamentos genéricos sobre aquellos que no lo son, por lo que es evidente (…) que se restringe la libre concurrencia en materia contractual al prohibir concurrir a la licitación a determinadas empresas oferentes de medicamentos, por el solo hecho de no ser genéricos, debiendo señalar que mientras estén autorizadas las especialidades farmacéuticas, no existe razón alguna para que las empresas titulares de dichas especialidades farmacéuticas no puedan concurrir a estos contratos, en términos de igualdad con aquellas otras que ofrecen medicamentos genéricos”.

Barcelona, 1 de junio de 2011

Alfonso Arroyo
Profesor de Derecho Administrativo de la Facultad de Derecho de ESADE y
Abogado

Related posts:

Administrativo |